27 may. 2013

Conversaciones de maleta de mano.

- ¿Este verano que os toca? ¿Talavera? ¿Mallorca?

- Yo me voy a Italia 15 días. Y me tengo que llevar la maleta de mano. Pero la maleta es un horror. ¿Qué meto? ¿Qué meto en la maleta? Porque claro, 10kg máximo. Porque puedo hacer magia y meter mil cosas en una maleta al más puro estilo Mary Poppins, pero con limite de 10 kg, y claro… Tú mete las cuñas de verano, porque ¿Sabes lo que pesa una cuña de verano? ¿Con la plataforma? Un huevo. Entonces solo me queda una salida: me las tengo que llevar puestas. Y voy a llegar reventá... Porque tengo que ir a Turín, si, en avión, si… pero desde Sevilla no hay directo, así que tengo que ir primero a Bérgamo, y allí coger un tren hasta Turín. O irme a Madrid, pero eso es más incómodo. Total, que me tengo que llevar las cuñas puestas porque no las voy a poder meter en la maleta. Pero cágate, que tengo tres pares de cuñas para verano…

21 may. 2013

El vals.






Posó las blancas manos sobre las teclas del piano sin llegar a presionarlas. Cerró los ojos y dejó escapar un suspiro disfrutando del suave tacto de éstas. Dos semanas sin tocar era mucho tiempo. Demasiado tiempo. Una tortura para ella, que amaba ese instrumento y su sonido con toda su alma. Varias melodías cruzaron su mente en una cacofonía… pero no. Ninguna de ellas era apta para comprobar que su agilidad digital no había disminuido. Abrió los ojos y presionó las teclas una vez. El placentero sonido lleno sus oídos y recorrió su cuerpo como un escalofrío, dejando una agradable sensación en él. Esbozó una sonrisa atrevida al recordar una melodía concreta.